VOLVER
14/05/2018

Proteína en trigo: anticiparse para mejorar los resultados

La estimación de proteína del cultivo de trigo prescosecha permite tomar decisiones de manejo con el fin de mejorar la calidad del grano y obtener así un mejor precio.

multimedia
El uso eficiente de los recursos y la mejora continua en los resultados físicos y económicos es lo que todo productor agropecuario busca para su sistema. La agricultura de precisión (AP) es una herramienta surgida hace más de 10 años que constantemente genera tecnologías nuevas que le facilitan al productor trabajar sobre estos conceptos, eficiencia y rendimiento.

En el caso el trigo la eficiencia en el uso del Nitrógeno (N) es uno de los factores puede definir el resultado. Tanto en su efecto sobre el rendimiento en grano como por su influencia sobre el nivel de proteína que los granos tengan.

Algunos autores han reportado que la aplicación foliar de N en los estadios avanzados del cultivo aumenta el contenido de proteína y gluten del grano. El fraccionamiento de la dosis de N tiene como beneficio adicional que permite una mayor eficiencia de uso del N y, por consiguiente, menor riesgo ambiental en zonas de inviernos lluviosos.

Dentro del marco de la AP hoy existe la posibilidad de trabajar con escalonamiento de las dosis al mismo tiempo que la aplicación de la cantidad necesaria y requerida según ambientes. Esto se resume en menos fertilizante aplicado al suelo al tiempo de aplicarlo cuando el cultivo lo va a usar y de esta manera no se pierde. Es decir hay mayor eficiencia en el uso de este recurso.

El monitoreo del estado del cultivo puede realizarse con un clorofilómetro SPAD. Esto implica una tarea manual de a pie sobre el terreno ya que se trata de test planta por planta no destructivo. Claro que para obtener información no se requiere monitorear todas las plantas, pero lo difícil es extrapolar con certeza la información recolectada, a todo el lote. Hoy sabemos que resulta muy provechoso delimitar los ambientes y trabajarlos en forma diferenciada.

Los drones (UAV-vehículos aéreos no tripulados, por su sigla en inglés) son una herramienta interesante en este sentido. Estos pueden ser con formato de avión o de helicóptero incluso de cuadricóptero (cuatro hélices). En ellos se puede montar cualquier tipo de cámara, todos conocemos muchos videos realizados de este modo. Para el tema que nos ocupa, la empresa Ripear Agro del Lic. Pablo Ginestet utiliza sobre estos UAV una cámara especial equipada con 6 filtros espectrales que permiten leer las siguientes bandas, 470 nm (B), 550 nm (G), 660 nm(R), 690 nm (Red Edge), 710 nm (Red Edge) y 810 nm (IR).

Así equipado se hizo un vuelo a 350 m de altura para tomar imágenes sobre un lote de trigo candeal 45/50 días antes de la cosecha. El mismo día tomaron datos con un clorofilómetro sobre distintos sectores del mismo lote, las cuales fueron además georreferenciadas para poder relacionar ambas informaciones. El objetivo de éstas fue conocer el valor predictivo de proteína a partir del Nitrógeno total en la hoja bandera en pre-antesis ya que existe una alta correlación.

A partir de las imágenes obtenidas con la cámara montada en el UAV se obtiene un índice llamado TCARI/OSAVI; que permite tomar información de la variación en el contenido de clorofila en la hoja, y por lo tanto es indicador del estrés nutricional y de situaciones de clorosis.

Este índice se puede describir de la siguiente manera, TCARI (Transformed Chlorophyll Absorption in Reflectance Index), utiliza bandas correspondientes a la zona de mínima absorción de los pigmentos fotosintéticamente activos, correspondiente a los 550 nm (Verde) y 700 nm (Borde Rojo), en combinación con la zona de máxima absorción de clorofila, alrededor de los 670 nm (Rojo). Este índice es sensible a las características de reflectividad del suelo, por lo que resulta difícil de interpretar con valores bajos de IAF (Índice de Área Foliar), por ello se propone su combinación con un índice de vegetación ajustado al suelo (Optimized Soil Adjusted Vegetation Index: OSAVI). Como este Índice no necesita información sobre las propiedades ópticas del suelo y ofrece buenos resultados en cultivos agrícolas, su combinación con el índice TCARI reduce la influencia de la reflectividad del suelo y realza la sensibilidad a las variaciones relacionadas con el contenido de clorofila”.

Ya con todos los datos provistos por la cámara y el clorofilómetro se realizó una correlación entre ambos para conocer la utilidad concreta del índice TCARI/OSAVI como predictor del nivel de proteína a obtener en el grano; y eventualmente ajustar la estrategia de fertilización para corregir dicho parámetro. Incluso, de existir ambientes bien diferenciados programar una cosecha y acopio diferenciados.

La correlación resultó muy ajustada, tal como ha ocurrido en otras experiencias. Esto permitió utilizar el índice TCARI/OSAVI para predecir el valor SPAD de cada pixel, o punto al que se le asignó un valor del índice.

Así las cosas, se juntó esta información con una mapa de rendimiento estimado a partir del correspondiente de NDVI, se pudo determinar el porcentaje de proteína estimado para cada pixel y se obtuvieron la tabla y el mapa que están a continuación.

Luego de la cosecha, que fue realizada en forma separada, se contrastaron los valores estimados anteriormente con los reales obtenidos. Esta comparación puede verse en la tabla Nº 2, a continuación.

Conclusiones

El valor SPAD y el índice TCARI/OSAVI muestran una relación que bien expresa el estado nutricional de la planta, lo cual nos permite inferir con un tiempo prudencial previo a la cosecha, 30 a 40 días, que cantidad y calidad de grano vamos a obtener al momento de la misma. El conocer de antemano estos datos nos permiten tomar decisiones de manejo del cultivo, fertilización estratégica por ejemplo, la cual nos ayudara a obtener una mejor calidad y por lo tanto un mejor precio de venta. Además al conocer tanto el estado nutricional como el rinde esperado, podemos aplicar solo el fertilizante necesario en cada sector de acuerdo a las necesidades que se requieran para alcanzar el nivel de calidad deseada.

Fuente: http://www.revistachacra.com.ar

Compartir en:
Una división de Cofco Intl - Reservas Legales