Idioma

VOLVER
27/12/2018

Ser climáticamente inteligentes en la agricultura

La agricultura climáticamente inteligente (CSA, por sus siglas en inglés) es un enfoque que ayuda a transformar y reorientar los sistemas agrícolas para garantizar la seguridad alimentaria y el desarrollo rural en el contexto de un clima cambiante.

multimedia
Los informes son públicos y el mensaje es claro: todos debemos tomar decisiones teniendo en cuenta el clima. El sector de la agricultura es uno de los mayores emisores de gases de efecto invernadero, pero también es uno de los más importantes aliados del clima. El sector agrícola puede desempeñar un papel importante en la mitigación del clima al reducir las emisiones y evitar una mayor pérdida de carbono almacenado en los bosques y el suelo. Mantener los suelos y los bosques saludables también ayuda a combatir el cambio climático, ya que ambos actúan como “sumideros” que almacenan el carbono. Por último, reducir la pérdida y el desperdicio de alimentos y abogar por mejores patrones de consumo de alimentos son otros esfuerzos importantes que se pueden hacer dentro de la esfera de influencia de la agricultura.

Más de tres cuartas partes de los pobres del mundo viven en zonas rurales y muchos de ellos dependen de la agricultura para su subsistencia. Son las personas que habitan en zonas rurales, particularmente en los países en desarrollo, los más perjudicados por el cambio climático.

Nuestros sistemas agrícolas y alimentarios son los más afectados por las altas temperaturas, los cambios en los patrones de precipitación, el aumento del nivel del mar y los fenómenos meteorológicos extremos cada vez más frecuentes.

La agricultura climáticamente inteligente (CSA, por sus siglas en inglés) es un enfoque que ayuda a transformar y reorientar los sistemas agrícolas para garantizar la seguridad alimentaria y apoyar el desarrollo rural en el contexto de un clima cambiante. Este enfoque se centra en los agricultores, los pescadores o los pastores. Por definición, la CSA persigue tres objetivos: aumentar de forma sostenible la productividad agrícola y mejorar los ingresos de los agricultores; aumentar la resiliencia de los agricultores al cambio climático y ayudarlos a encontrar maneras de adaptarse; y reducir las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI).

Aquí enumeramos solo 5 de las iniciativas exitosas de la FAO en las que se ha utilizado la agricultura climáticamente inteligente para beneficiar a las comunidades agrícolas y trabajar para lograr el Objetivo de Desarrollo Sostenible 13: adoptar medidas urgentes para combatir el cambio climático y sus efectos.

Leer nota completa: http://www.fao.org/fao-stories/article/es/c/1172475/

Compartir en:
Una división de Cofco Intl - Reservas Legales